10 de 10

Amé cada segundo de la terapia. Admiro profundamente a Miguel, y confío plenamente en él. Fue una suerte que mi primera experiencia en terapia haya sido tan gratificante, porque, sé que la comodidad con la que me sentí en nuestras sesiones no es necesariamente algo sencillo de conseguir. Miguel es profesional, sensible e inteligente, no lo podría recomendar lo suficiente. Si alguien está leyendo esto con alguna duda en mente, permítame compartirle que mi vida es un antes y un después (un ‘después’ con mucha paz) tras haber atendido esta terapia.

Panier